HISTORIA DE LA MIEL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Los primero indicios de la miel se remontan a los inicios de la historia humana. El primer vestigio de consumo de miel por parte de los humanos se encuentra en España, específicamente Bicorp, Valencia, en la llamada “cueva de la araña”, la cual se estima que tiene una antigüedad de 8.000 a 6.000 años A.C. En en esa localidad fue encontrado un petroglifo que retrata a un hombre colgado sobre cuerdas, introduciendo su mano en un panal, con abejas a su alrededor.

Con el paso de los años, la miel adquirió gran valor en las grandes civilizaciones de nuestro planeta, es así como en Egipto consideraban su origen proveniente de las lágrimas del dios Rá.
Ellos fueron quienes descubrieron las propiedades antisépticas que la miel contiene, utilizándola como ungüento sobre llagas y heridas, percatándose de la rápida cicatrización gracias a la miel.
También descubrieron que favorece a la recuperación de enfermedades del tubo digestivo, del riñón, de los ojos y de la piel. Además en la cosmetología egipcia era utilizada como ingrediente principal en las cremas de belleza, esto por su efecto cicatrizante y tonificante, sus cualidades suavizantes la convertían en el ingrediente favorito de las cremas faciales de la época.
En nuestro continente americano, las culturas aztecas y mayas utilizaron abejas sin aguijón ya que la especie de abeja existente en éste territorio era diferente, éstas son llamadas “meliponas”. En el caso de la cultura maya, cortaban los troncos donde identificaban la existencia de una colmena y lo transportaban al alero de su vivienda, cuidándolo hasta el momento de su cosecha. Poseía tal valor que los mayas la utilizaron como moneda de cambio y objeto de comercio, realizado desde la región de Tabasco en México, hasta Honduras y Nicaragua, intercambiándola por semillas de cacao y piedras preciosas. Fue hasta la llegada de los españoles a nuestro continente, donde perdió aquel protagonismo e importancia tal, ya que con la introducción de la caña de azúcar paso a segundo plano en la necesidad endulzante y en el desarrollo de la apicultura en nuestro continente.